Saltar al contenido

Charla con Álex Couto sobre los marcajes

marcajes

A tenor del marcaje hombre a hombre que le hizo Pablo Maffeo a Leo Messi en el Girona-Barça la importancia de los marcajes volvió a ser un tema candente, por lo que en Instituto Fútbol hemos decidido tratarlo con el entrenador Álex Couto. Una auténtica biblioteca del fútbol como podréis comprobar en la charla.

Como en las otras entrevistas con entrenadores de Instituto Fútbol intentaremos ser lo más didácticos posible.



¿Qué es el marcaje hombre a hombre?

El marcaje hombre a hombre es un principio táctico defensivo donde el jugador defensor se activa prestando atención sobre un contrario teniendo en cuenta dos aspectos: la orientación del marcaje, que viene definida por la situación del adversario de la pelota con respecto de la portería, y la elasticidad o rigidez del marcaje, que viene definida por la cercanía o la lejanía sobre el jugador al que se quiere marcar en función de si estamos cerca o lejos de la zona activa de juego.

Eso es el marcaje, un principio táctico fundamental y es la manifestación básica de la defensa, como por ejemplo el desmarque es un fundamento básico de las acciones de ataque o contraataque. Un marcaje es un fundamento básico de las acciones defensivas.

¿En qué se diferencia el marcaje hombre a hombre de la defensa hombre a hombre?

El marcaje hombre a hombre se diferencia de la defensa hombre a hombre en que la defensa hombre a hombre concierne a once futbolistas que tienen que estar coordinados para defender.

En cambio, un marcaje concierne a un futbolista que tiene que estar activado para actuar sobre un rival.

En función de eso la conceptualización es diferente. El marcaje es un principio y la defensa es un aspecto global del juego.

¿Esto de defender individualmente viene de lejos, no?

Claro, históricamente la defensa al natural era la defensa hombre a hombre. La defensa donde el entrenador asignaba las marcas previamente al partido en función de las características de sus futbolistas teniendo en cuenta las características de sus adversarios.

Uno de los grandes problemas que tenía Nereo Rocco o Helenio Herrera era definir qué futbolistas eran los idóneos para marcar a los adversarios. Ese era uno de los grandes trabajos que tenía el entrenador como alineador.

A partir de ahí se asignaban las marcas y se dejaba un hombre libre que tenía una función correctora. Una vez el defensor es superado por su par y queda desactivado en el juego, queda eliminado de la jugada y facilita al rival que pueda acceder directamente a la portería. El hombre libre hacía esa función correctora que impedía que eso ocurriera. Hacía una función correctora, que no es lo mismo que hacer un trabajo de marcaje.

Helenio Herrera
Helenio Herrera

¿Qué tipo de marcajes existen?

Un error bastante habitual es hablar del marcaje individual, ahí estamos teniendo un problema conceptual: todos los marcajes son de carácter individual.

Cuando hablamos de marcaje tenemos que hablar de marcaje hombre a hombre o de marcaje en zona (sobre espacios).

En el Marcaje hombre a hombre prevalece el hombre sobre el espacio y en el Marcaje en zona prevalece el espacio sobre el hombre.

En el marcaje hombre a hombre tienes asignado de partida a tu par. Sabes que a partir de un momento determinado vas a tener que defender a Messi, a Cristiano o al que sea porque ese es el par que te han asignado.

En cambio, si estás defendiendo de lateral izquierdo y te asignan el espacio del lateral izquierdo en un marcaje sobre espacios vas a tener que defender el área que proyecta tu persona en ese espacio y si por ahí pasa Messi lo tienes que marcar, una vez Messi deja el espacio lo dejas de marcar porque tu estás dando prioridad al espacio en lugar de al hombre.



Hablemos de las defensas…

Las defensas son conceptos globales, es una manifestación del fútbol, el fútbol es atacar y defender, es más diríamos que es defender para atacar. No podemos disociar ambas facetaS, no podemos olvidarnos de la continuidad en el juego, pero la defensa es una conceptualización del equipo, un concepto complejo.

Hay que diferenciar dentro de la defensa diferentes aspectos. En primer lugar, los tipos de defensa.

¿Qué tipos de defensas existen?

Hay 4 cuatro tipos de defensas:

La defensa hombre a hombre: todos los hombres defienden a un par asignado previamente.

La defensa en zona en la que se defienden espacios predefinidos.

La defensa combinada. Combina algunos de los tipos de defensa y generalmente es una defensa en zona en la que se aplica marcajes hombre a hombre a determinados futbolistas específicos (Maffeo ante Messi).

La defensa mixta. Es la que aplica Marcelo Bielsa. Se parte de una zona y a partir de un momento y un posicionamiento determinado cada futbolista tiene determinado un par y lo sigue hasta el final de jugada.

Marcelo Bielsa es uno de los referentes de la defensa mixta
Marcelo Bielsa es uno de los referentes de la defensa mixta

En baloncesto la defensa mixta es la defensa combinada…

Sí, por eso hay confusión conceptual en fútbol. Mucha gente dice defensa mixta cuando está hablando de defensa combinada, en esta estamos combinando dos tipos de defensa, en cambio, en la mixta estamos mezclando dos tipos de defensa.

Normalmente la mixta se hace cuando la pelota está en campo rival y el equipo está posicionado en campo propio se defiende en zona y una vez la pelota se acerca a la portería se asignan los pares y a partir de ese momento, excepto el hombre libre, cada uno defiende a su par hasta el final de la jugada. Es una defensa muy complicada de hacer, muy difícil de explicar.

¿Qué más cosas debemos valorar en la defensa?

Hay que hablar del posicionamiento, el momento a partir del cual vas a aplicar esa defensa.

Hay tres posicionamientos: avanzados, plegados y replegados. Es decir, en campo rival, en medio campo o campo propio. O como se dice ahora, bloque alto, bloque medio y bloque bajo.

En función de ese posicionamiento defines el objetivo de la defensa.

¿Para qué defiendes? Defiendes para robar la pelota o defiendes para esperar a que el contrario la pierda.

Tienes una concepción proactiva de la defensa, es decir, vas a robar. O tienes una concepción reactiva, esperas a que el rival pierda la pelota como consecuencia de las operaciones que haces para que la pierda.

A partir de ahí es cuando entran a formar parte todos los principios tácticos defensivos que van a definir una defensa u otra, si va a ser más intensa o menos intensa, si va a ser más agresiva o menos agresiva.

Y ahí entran los marcajes, si los marcajes van a ser de una fuerza intervención distinta, más rígidos o menos rígidos; si van a ser más disuasorios o marcajes a través de los cuales tú vas a buscar el robo de la pelota.

No es lo mismo defender disuadiendo, que el rival reciba y tenga una barrera defensiva entre él y la portería a estar haciendo un marcaje en el que tú estés pendiente de la pelota para anticipar o hacer la entrada, ahí es donde radica el objetivo de la defensa.



El Girona recuperó hace poco la defensa combinada para detener a Messi

El marcaje de Maffeo sobre Messi forma parte de una defensa combinada: una defensa en zona de un grupo de jugadores, la aplicación personalizada de Maffeo sobre Messi  y eso implica que las posiciones que ocupa habitualmente Maffeo tenga que ser ajustado por otros compañeros.

El problema de una defensa hombre a hombre es que si vas donde vaya tu rival vas a aparecer en zonas no habituales donde el rival deja de atacar, es decir, cuando tu equipo recupera la pelota.

¿Qué ventajas e inconvenientes tienen las defensas combinadas?

Sabes que tienes una atención personalizada sobre el jugador que quieres anular, eso es una ventaja. Hay un futbolista al que vas a tener permanentemente encimado, eso implica que el resto de jugadores tienen que ajustar el espacio a defender. Cuando antes defendías con diez ahora pierdes un jugador y defiendes con nueve, pero ese jugador sigue participando en el proceso defensivo porque está activado sobre un jugador. ¿Qué ocurre? Que si ese jugador se desinhibe del juego te desinhibe a ti. O si ese jugador es capaz de crear opciones de uno para uno muy buenas te obliga a tener medidas correctoras con lo cual ese marcaje hombre a hombre en la defensa combinada no es muy útil.

Hay muchas connotaciones que hacen que esa defensa combinada tenga que ser mejor o peor en función no solamente de la asignación del marcaje del jugador hacia la estrella rival sino de los ajustes defensivos y de las ayudas. No es lo mismo que pongas a Maffeo más el medio centro y el central a que pongas a Maffeo solo para detener a Messi.

Es complicado dar una valoración genérica en cuanto a ventajas y desventajas. La calidad de la defensa combinada va a depender de varios factores: quién es el defensor, quién es el defendido, quiénes son los ajustes, qué hace el defendido en función de las connotaciones de esa defensa y qué hace el resto de compañeros del defendido.

Te pongo, un ejemplo, qué hizo Cruyff cuando Berti Vogts le empezó a defender hombre a hombre, se puso de líbero. En cambio, Di Stéfano se deshinbía del partido, jugaba a un toque. El problema de que tengas un marcaje hombre a hombre es que te desinhibas y el resto del equipo juegue.

Berti Vogts y Johan Cruyff, uno de los marcajes más representantivos de la historia
Berti Vogts y Johan Cruyff, uno de los marcajes más representantivos de la historia

Ahí sale perdiendo el equipo atacante, ¿no?

Claro, te limita el fútbol. Por eso que no podemos a categorizarlo, por que va condicionado por las características de jugador. Por ejemplo, Di Stéfano jugando al toque era un jugador desequilibrante porque lo que hacia eran paredes. Por su parte, Cruyff fomentaba la salida del juego y se incorporaba sorpresivamente desde líneas posteriores a líneas avanzadas porque los puestos no estaban previamente definidos. Hay tantos matices que no se puede hacer una generalización.

¿Cuándo es un buen momento para hacer una defensa combinada?

Se hacen casi siempre en las acciones a balón parado, saques de esquina y saques de falta laterales. En esas acciones hay un grupo de jugadores que ponderan el espacio y un grupo de jugadores que ponderan el marcaje sobre el individuo y también hay vigilancias. El momento visualmente más claro de una defensa combinada está en los saques de esquina de los equipos que no defienden en zona obviamente.



¿Cuáles son los marcajes hombre a hombre más famosos de la historia?

Un marcaje de sobra conocido es el que le aplicó Berti Vogts a Johan Cruyff en la final del Mundial 1974.

Otro marcaje característico fue el de Gentile sobre Maradona o Zico.

Otro ejemplo fue el de Aristide Guarneri sobre Di Stéfano en los años 60 en los famosos duelos entre el Inter de Milán y el Real Madrid.

También podemos hablar de entrenadores, ¿Cuáles son los paradigmáticos de la defensa hombre a hombre?

Hay entrenadores que históricamente se caracterizaron por aplicar defensas hombre a hombre muy definidas. Ahí para mí el icono fue Guy Roux, entrenador del Auxerre, quien durante toda la vida, 40 años de carrera, siempre o casi siempre desarrolló defensas hombre a hombre.

En Argentina tenemos que recordar a Estudiantes de la Plata de Osvaldo Zubeldía, el equipo de Bilardo y Pachamé, de toda esta gente que se caracterizaba por hacer una defensa al hombre donde la ponderación sobre el individuo era tal que rayaba lo extremo.

¿A nivel ofensivo se le puede sacar algo a ese tipo de defensa?

Tu defiendes para atacar. Antes era habitual esa defensa hombre a hombre para atacar, el objetivo claro era robar la pelota, la diferencia entre unas defensas y otras era en qué momento empiezas a defender hombre a hombre en tanto en cuanto definías la elasticidad de los marcajes de una manera o de otra.



¿A partir de qué momento pasa al olvido esa defensa hombre a hombre?

En mi opinión a partir del 1988 con César Luis Menotti y con Arrigo Sacchi.

A finales de los 80 todo el mundo defendía hombre a hombre y atacaba acostumbrado a aparecer en zonas no habituales como consecuencia de defensa individual. En el partido entre el Milan de Sacchi contra el Real Madrid vemos que se produce casi un cambio de paradigma, el Milan genera tal caos al proceso ofensivo del Real Madrid que ni atacan ni defienden porque se tienen que adaptar a un proceso defensivo que ellos no están acostumbrados a combatir, una defensa en zona que le rompió los esquemas. ¿Qué pasó? Lo mismo que sucedió en el 74 con la Holanda, Argentina y Uruguay, se produjo una ruptura.

A partir de ese momento, la llegada de Cruyff y la consolidación de la forma de defender del Milan de Sacchi diversificó el proceso. Si nosotros vemos los partidos del Madrid contra el Milan son una lección de cómo un equipo competitivamente perfecto como era el Real Madrid no es capaz de adaptarse a un cambio en la estructura defensiva de su rival y no es capaz de combatir la defensa. Como consecuencia de no poder combatir la defensa tampoco es capaz de contrarrestar su ataque. Entonces se produjo un bloqueo total y por eso perdió cómo perdió, no porque el Milan fuera extremadamente mejor sino que estratégicamente le rompió los esquemas.

¿Qué importancia ha tenido en España la defensa hombre a hombre?

En España hasta casi los 90 la defensa que prevalecía era la defensa hombre a hombre. Aquí hubo grandes estrategas de la defensa hombre a hombre que han quedado en el olvido y que hoy en día son incluso definidos como el antifútbol cuando durante años han seguido una trayectoria que a nivel nacional fue espectacular, en esos casos me refiero a José María Maguregui o Javier Clemente.

Prácticamente todos los entrenadores entre principios de los 70 hasta finales de los 80 desarrollaron ese tipo de defensa como algo natural y como consecuencia de eso en España hubo grandísimos marcadores. Recordemos los marcajes de Camacho sobre Cruyff,  los de Benito, o Chendo.

Marcadores centrales que además se complementaban perfectamente con su hombre libre, eso es importante. Esos grandes marcadores podían darse la licencia de marcar porque alguien les estaba cubriendo las espaldas. Por ello, habría que destacar sobre todo las sociedades.

¿Qué sociedades destacarías de ese fútbol español? 

Pirri-Benito, Alexanco-Migueli, Maceda-Jiménez en el Sporting de Gijón, Liceranzu-Goicoetxea en el Athletic de Bilbao, Kortabarría-Górriz en la Real Sociedad. Todos ellos contrastados porque fueron campeones. En Europa exactamente igual tuvo grandes marcadores y sobre todo grandes duelos.

Desgraciadamente estos perfiles hoy en día no están bien vistos porque el fútbol ha evolucionado tanto que se ha etiquetado a toda esta gente como algo extraño cuando realmente forman parte del juego y es una circunstancia más de la realidad del fútbol. ¿Por qué ha ocurrido esto? Por la misma circunstancia por la que nadie está prestando atención a que cada semana se dan cientos de goles por errores en los marcajes: centros laterales con un mal ajuste en el marcaje, pases en profundidad con malos ajustes de marcaje…

Goyo Benito
Goyo Benito

¿Por qué ocurre esto?

Estamos viviendo una época en la que la importancia del fútbol ofensivo con la imagen que transfiere el fútbol ofensivo es tal que perdemos los valores con los que se fundamenta el juego.

Los valores con los que se fundamenta el juego es la defensa para atacar como proceso, como en balonmano o baloncesto donde la defensa es un espectáculo por si mismo. El Showtime de Magic Johnson es una defensa con un contragolpe sin más, pero en fútbol una defensa con un contragolpe ahora circunstancialmente está mal visto.

Se critica la defensa en contraste con un fútbol más elaborado y estético, curiosamente nadie critica la cantidad de goles que se meten por errores individuales por no ajustar bien los marcajes, eso es un problema que incide en la calidad del producto final.

Desgraciadamente como los análisis son los que son se repara en lo que importa y lo que importa es lo que vende, nosotros como entrenadores tenemos que garantizar no solamente lo que vende sino lo que produce. Entonces tenemos un conflicto entre lo que se está dando importancia en relación a lo que se debe de producir cosa que en otros deportes no ocurre.

Autor

Iñaki García
Soy Iñaki García y soy periodista. Sé muy poco de fútbol, de hecho, he jugado a baloncesto media vida pese a medir 1.70. Sin embargo, en cuanto se trata de escribir este es mi deporte.
error: Content is protected !!