Saltar al contenido

Charla con Fran Sanz sobre los entrenamientos de porteros

Debo reconocer que me intriga y me genera una gran curiosidad la figura del guardameta. Por ello, he creído conveniente dedicarle en las próximas fechas tres charlas sobre los entrenamientos de porteros. Esta primera será a un invitado de excepción: Fran Sanz, entrenador de porteros del primer equipo del Numancia de Soria.

En esta hablaremos de la figura del entrenador de porteros en un equipo profesional.

Las dos siguientes serán sobre el entrenamiento de porteros desde el punto de vista del portero y sobre el entrenamiento de porteros en una escuela de porteros, donde la competición no es lo que prima y sí la mejora técnica.

Pero esas dos charlas todavía están por llegar, hoy aprenderemos con Fran Sanz.



Sumario

¿Quién es Fran Sanz?

Fran Sanz Arenzana es el actual entrenador de porteros del Numancia de Soria y es poseedor del Nivel 3 por lo que podría ser entrenador de cualquier equipo federado. Previamente a su etapa como entrenador de porteros del conjunto soriano fue guardameta y llegó hasta el filial del Numancia, llegando a entrenar con el primer equipo y entrando en alguna convocatoria. Sin embargo, su vida cambió cuando estaba jugando en Tercera División con ese filial, pero no lo cuento yo, mejor que lo haga él mismo.

“Hace ocho temporadas estaba jugando en el filial de Tercera y además entrenando al equipo Alevín del Numancia y desde el club me advirtieron de que querían mejorar el nivel de entrenamiento de porteros en el filial y pensaron que podía ser la persona indicada. Durante una temporada compatibilicé jugar con ser entrenador de porteros. Y llega un momento en el que tienes que decidir y quizás encontré mayor motivación personal en enseñar a otros porteros. Me di cuenta que me gustaba más aportar a otros lo que yo sabía y desarrollar lo que quería aprender y la temporada siguiente me dediqué en exclusiva a entrenar los porteros del filial. Un año después tuve la suerte de poder acceder al primer equipo y hasta ahora”.

Cuando le preguntas qué es lo que le hizo decidirse para empezar con el puesto de entrenador de porteros parece que Fran Sanz lo tiene claro…

“Lo principal es la pasión que desde siempre he sentido por el mundo de la portería. Si quieres dedicarte a algo en la vida sin pasión y sin que te guste se hace muy cuesta arriba. Y otro de los motivos por lo que decidí dar el paso es porque dentro de mis virtudes creo que una de ellas es guiar a otras personas. En este caso a porteros, principalmente con el objetivo que desarrollen todo su potencial y que alcancen objetivos y que luchen por convertirse en quienes quieran ser”.

Fran Sanz
Fran Sanz

Entrevista con Fran Sanz sobre el entrenamiento de porteros

¿Cuántas personas suelen encargarse de la preparación de porteros en un club?

En primer lugar, el número va a depender del potencial económico del club ycon ello de la cantidad de recursos que puedan disponer. Cuanto más dinero, más personas, más materiales e incluso más apoyo te van a dar.

En segundo lugar está la mentalidad que tenga ese club. Si tiene una mentalidad abierta, de crecer, y piensan que una parte importante del éxito de su equipo puede ser el estado de forma de sus porteros entonces estarán dispuestos a poner más medios y a contar con más personas y más recursos.

En mi caso, y creo que es el de cualquier equipo de Segunda División, solo hay una persona dedicada a ello. Realizamos nosotros tanto el entrenamiento, como el análisis, etc. En concreto, en mi club en el fútbol base creo que hay tres personas, pero en líneas generales depende de la economía del club y de la mentalidad.

¿Hay todavía equipos que no cuenten con la figura del entrenador de porteros?

A día de hoy parece que es impensable que un equipo no cuente con un profesional como es un entrenador de porteros. Ya no digo en equipos profesionales como puede ser mi caso, sino en equipos de fútbol modesto e incluso en categorías inferiores creo que ya está muy asentada esta figura.

Ha costado, pero los clubs ya han tomado conciencia desde hace tiempo que un entrenador de porteros es una figura importante y que aporta valor al equipo y al club.



¿Qué tipos de entrenamientos realiza un portero? 

Esta pregunta es complicada por lo amplia y lo difícil de desarrollar, pero por resumir, desde mi punto de vista, un entrenamiento debe incluir aspectos tácticos, técnicos, físicos y mentales. Todo ello dentro de la sesión y de la tarea. Durante el entrenamiento debe aparecer todo eso conjuntamente.

Luego todo eso se complementa: El tema físico con ciertos trabajos de gimnasio. El tema táctico con muchas sesiones de análisis con vídeo tanto de partidos, de entrenamientos y de otros porteros. Y el tema psicológico y mental se trabaja mucho con conversaciones con nuestros porteros.

¿Debe el portero entrenar el máximo de tiempo con los jugadores de campo o es mejor el entrenamiento específico?

Pienso que ambos son necesarios y perfectamente complementarios. ¿Qué consigues con cada uno? Con el entrenamiento específico puedes llegar más fácilmente a los objetivos marcados para esa sesión sean del tipo que sean. Puedes incidir más en situaciones más concretas y puedes repetirlas en más ocasiones.

En cambio, el trabajo con el resto equipo tiene ventajas como que te acerca mucho más a la competición, a situaciones de partido. Se trabajan situaciones mucho más complejas, por ejemplo, las distancias respecto a la línea defensiva, distancias reales, relación con los compañeros, con los adversarios y luego está el tema de la toma de decisiones. Lógicamente, es mucho más complejo.

Lo ideal podría ser un 50-50 entre ambos métodos.

Fran Sanz durante un entrenamiento
Fran Sanz durante un entrenamiento

¿Influyen las modas en los tipos de entrenamientos que realizan los porteros como, por ejemplo, puede ser con el juego de pies?

Más que de modas hablaría de estilos de juego de equipos. Lo que más puede influir es, por ejemplo, en un equipo asociativo lógicamente el porcentaje de tiempo que un entrenador de porteros va a emplear en el juego de pies será mayor que en uno que no sea tan combinativo.

En definitiva, lo que influye sería ese estilo de juego porque el rol del portero y los aspectos que tiene que dominar van a ser distintos.

¿Cómo se entrena el juego de pies?

No creo que el juego con los pies se entrene diferente al resto de aspectos. No creo que sea especial ni diferente. Es cierto que el portero tiene que participar mucho más con el pie que hace años, pero a la hora de entrenar es un aspecto más integrado dentro de la sesión y la relevancia va a depender del estilo de juego del equipo. Si el equipo tiene un juego asociativo o un entrenador quiere que el portero participe en el inicio de juego el porcentaje de tiempo que vamos a emplear en cada sesión va a ser mayor que en otro tipo de estilos.



Hablemos de protocolos de activación. ¿Cómo se prepara al guardameta para un partido? 

Mi opinión sobre el calentamiento es que se debe consensuar con el portero. No creo que sea algo que nosotros debamos imponer ya que el objetivo del calentamiento va a ser adquirir buenas sensaciones y nos acercamos al día más importante de la semana, que es la competición, y ahí debe haber un consenso entre ambos.

Luego cada entrenador de porteros tiene su particular forma de hacer un calentamiento. Mi idea es antes de salir al terreno de juego tiene que haber una preactivación con ejercicios generales o con algún protocolo individual de cada portero. Luego el calentamiento debe mantener una progresión lógica, es decir, de situaciones más simples y acciones cerradas a acciones abiertas y más complejas.

A mí me gustan que aparezcan todas o la mayoría de las acciones que debe realizar un portero, ya que no sabemos qué acciones aparecerán en el partido. Puede haber partidos en el que no tenga que intervenir mucho, pero tenga que utilizar mucho el juego de pies y en otros, en cambio, apenas tenga juego aéreo, pero que en portería tenga que intervenir en muchas ocasiones. A mí me gustan que aparezcan todas y en una progresión en cuanto a dificultad.

¿Qué aspecto técnico es el más difícil de entrenar para un portero?

Cualquier tipo de blocaje es el aspecto más complicado ya que implica asumir riesgos y el poder cometer errores. Despejar o desviar es más sencillo porque mentalmente cualquier portero puede afrontar esa situación.

Y cualquier otro gesto técnico relacionado con el juego aéreo también lo considero de vital importancia porque tienes que asumir riesgos y dominar mucho el espacio.

A ambas situaciones le doy esa importancia debido a lo que transmites al resto del equipo. Si tu blocas o sales a los balones por arriba le transmites confianza y seguridad al equipo.

Fran Sanz entrenando a sus porteros
Fran Sanz entrenando a sus porteros

¿Cuántos entrenamientos específicos para porteros se hacen a la semana en un equipo profesional?

Si consideramos que el último partido lo hemos jugado un domingo y el próximo lo tenemos el domingo siguiente, entonces comenzaríamos la semana el lunes con un trabajo específico con los porteros que no han disputado el partido. El portero que habría jugador recuperaría.

El martes normalmente es día libre para todos los jugadores. Los días fuertes de trabajo donde más carga acumulamos serían miércoles y jueves.

El viernes es un día especial porque hay semanas que podemos realizar trabajo específico y otras semanas que ninguno de los porteros realiza trabajo o solo con los porteros que menos juegan realizaríamos trabajo.

Nos plantaríamos en el sábado con la sesión prepartido y el domingo sería el día de partido. Por lo tanto, hemos realizado cuatro o cinco sesiones específicas más el calentamiento de día de partido.

Algún secreto o ejercicio que se practique en los entrenamientos para reducir el impacto de la exposición de los porteros en el partido.

Secretos no existen. Lo único que podemos hacer como entrenador de porteros es generar situaciones durante el entrenamiento que sean lo más parecidas a la competición. Tareas exigentes, tareas abiertas con toma de decisión y en las que se implique una concentración lo más parecidas al partido.

Nosotros somos los que tenemos que generar esa exigencia y esa intensidad en el entrenamiento y de esa forma estaremos más cerca de que nuestros porteros se sientan cómodos y seguros durante el transcurso del partido.



¿Cómo se trabaja con el error con los porteros?

Una vez visionados las imágenes de los partidos descubrimos una serie de errores que se repiten y marcamos unos objetivos a mejorar durante la semana.

El portero debe saber primero en qué ha fallado, entre ambos aportar soluciones y desarrollamos esos aspectos a mejorar durante los entrenamientos mediante tareas que le den confianza para que sepan que son capaces de dominar esa situación y que sepan que fue algo puntual y se puede solucionar.

Debemos conocer el tipo de personalidad del portero, cómo se enfrenta a los errores, para ayudarle de una manera u otra.

También es importante el resultado del partido, si hemos logrado la victoria será mucho más fácil comentar el error.

Por último, debemos saber como entrenador de portero qué hay que hacer en cada momento, qué énfasis hay que darle al error, porque habrá situaciones en las que quizás sea mejor no comentar o no trabajar excesivamente durante la semana ese error sino potenciar las virtudes del portero.

¿Qué importancia tiene el vídeo en las correcciones?

Una elevadísima importancia en el desarrollo de nuestro trabajo. Es un mecanismo que nos facilita muchísimo nuestra labor de entrenador de porteros. El vídeo del partido, el análisis de los partidos y el vídeo de los entrenamientos suponen un primer paso para que los porteros vean por ellos mismos qué aspectos deben mejorar y qué aspectos ejecutan como ellos consideran o como nosotros como entrenadores de porteros pensamos que deben realizar.

A nivel personal, el vídeo, el análisis de partidos, de entrenamientos y de otros porteros me ha permitido una gran mejora en esta profesión.

Munir, Fran Sanz y Aitor Fernández
Munir, Fran Sanz y Aitor Fernández

¿En qué cambia la metodología de entrenamiento dependiendo las edades?

En edades tempranas hay facultades en un portero que como no se trabajen en esas primeras etapas posteriormente serán difíciles de incorporar en las cualidades de un guardameta. Errores o vamos a llamarlo vicios que adquieren en esas edades tempranas van a ser difíciles de corregir más tarde.

En esas edades tempranas pueden ser necesarios trabajos técnicos o ciertas facultades coordinativas. Y a partir de ahí, independientemente de la edad del portero, debemos optar por una metodología muy similar a la que aplicaríamos en porteros profesionales o de mayor edad. Variarán las cargas o quizás la complejidad de las tareas, pero los principios y la esencia de nuestros entrenamientos deben ser las mismas.

¿Existe la sensación que todo cambio de normas perjudica al portero en pro del espectáculo? (ejemplo: la cesión)

No tengo esa sensación, no creo que perjudique únicamente al portero y lo de perjudicar para mí no sería un término correcto. La cesión supuso un cambio radical en el perfil del portero, hasta entonces no participaba en el juego con los pies. Eso supuso un cambio o una necesidad de adaptación en la forma de trabajar con los porteros, también varió en aspectos físicos del resto de jugadores y cambió el fútbol en general, no solo el juego de los porteros en particular. No obstante, hay que estar abierto a cualquier cambio. En mi opinión, no tengo esa visión victimista de que siempre se perjudique al portero.



¿Cuáles son las lesiones más habituales entre los porteros?

Lo más habitual que puede sufrir un portero viene dado por las contusiones y los impactos que recibe sobre todo al caer. Impactar contra el suelo es lo que más lesiones va a provocar en un portero. También puede existir alguna lesión articular, sobre todo en hombros, pero la mayoría van a ser contusiones.

Un entrenador de porteros me explicó que en la élite ya hay poco que enseñarle al portero. ¿Dónde queda la parte formativa en la élite? ¿Es cierto que en la élite más que enseñar hay que corregir y cuidar que el portero esté al 100% preparado?

Estoy en total desacuerdo con esa afirmación. Creo que nunca se deja de aprender y hay margen de mejora. Todos los porteros tienen alguna cualidad o algún aspecto que pueden mejorar.

Eso que solo hay que corregir o prepararles físicamente para estar al 100% me parece un pensamiento muy limitante. Con ese pensamiento no podremos sacar todo el potencial a un portero. Eso me parece que es vivir en una zona de confort.

No pienso que todo en el mundo del entrenamiento de porteros esté ni mucho menos inventado. Debemos seguir investigando, analizando y creciendo. Estamos en la obligación de que nuestros porteros lean mejor el juego, de que anticipen situaciones, de que técnicamente busquen la perfección, de que estén más concentrados en los partidos y creo que eso lo podemos llegar a lograr. Pero eso con el pensamiento de que existe margen de mejora.

Es cierto que los porteros profesionales tienen unas condiciones impresionantes respecto a porteros que no llegan a la élite, pero te aseguro que porteros ya veteranos o de cierto nivel pueden mejorar.

Por ponerte algún ejemplo, un portero en el que me fijo bastante es Hugo Lloris, un portero de primer nivel mundial y con mucha experiencia, y en las últimas temporadas desde que ha llegado al Tottenham y ha estado bajo las órdenes del entrenador de porteros Toni Jiménez, que para mí es de lo mejor a nivel mundial, ha modificado muchísimos aspectos de su juego. Si te fijas en el portero que era antes y el que es ahora se ve una evolución, pero si pensamos que no se puede mejorar entonces no avanzaremos en nuestra profesión.

Autor

Iñaki García
Soy Iñaki García y soy periodista. Sé muy poco de fútbol, de hecho, he jugado a baloncesto media vida pese a medir 1.70. Sin embargo, en cuanto se trata de escribir este es mi deporte.