Saltar al contenido

El fútbol femenino no es una modalidad

El fútbol femenino no es una modalidad

Ha llegado la hora de ampliar aprendizajes y en esta ocasión en Instituto Fútbol nos hemos querido meter en el fútbol femenino, algo que para los que tienen en el poder en España es “una modalidad“.

Para desmentir esto y darnos su particular versión sobre el fútbol femenino y cómo se podría mejorar contamos con un post de invitado de nuestro querido Luis Prado, alguien que domina muy bien sobre este tema.

Luis Prado
Luis Prado
¿Quién es Luis Prado?
Luis Prado es entrenador del primer equipo del Móstoles femenino y exentrenador del Atlético de Madrid y del Rayo Vallecano féminas en categorías inferiores.

Javier Tebas, presidente de la LFP, califica el fútbol femenino como modalidad

Pedimos perdón por haber estado tanto tiempo de espaldas a esta modalidad”. Estas palabras, pronunciadas por el señor Tebas, son un muy buen argumento para imaginar la situación del Fútbol Femenino en este país. Un deporte que, en realidad, es considerado una modalidad, no parece, a priori, el mejor de los reclamos para ser vendido como “producto” interesante a ojos del mundo. Pero empecemos por el principio, ¿de dónde viene el fútbol femenino en nuestro país para que sea tan complicada la implantación como algo normal en nuestros días?

En realidad y aunque el fútbol femenino se practicaba de manera amateur y con las mujeres teniendo que esconderse para practicarlo (si, habéis leído bien), no fue hasta bien tarde cuando se practicó de manera habitual y, sobre todo, se reconoció como oficial. En 1931 se disputó en Barcelona el primer partido de fútbol femenino con jugadoras españolas. Pero, tras muchos años de oscurantismo, no sería hasta mucho más adelante cuando tendríamos algo de luz. Incluso en los años 70, la Federación prohibió a la Selección acudir al Mundial de 1971, al seguir sin reconocer al fútbol femenino. No fue hasta 1983 cuando la RFEF creó la primera competición oficial y en 1988 la primera Liga oficial. Las crónicas de aquellos años no deparaban nada positivo, desde luego:

“VÍGAROS SON, QUE NO MUJERES, DESPROVISTAS DE TODAS CUALIDADES FEMENINAS, APTAS PARA CARGADORES DE MUELLES O COSAS PARECIDAS. TRISTES EJEMPLOS DEL FRUTO QUE PUEDE DAR UNA EQUIVOCADA EDUCACIÓN FÍSICA […] NO HAY NADA MÁS TRISTE Y QUE REBAJA MÁS A UNA MUJER QUE DEJAR DE PARECER BELLA O HERMOSA

Sí, parece evidente que no ha sido nada sencillo aceptar que el fútbol femenino pudiese ser más allá de una “modalidad”. Desde esa situación hasta hoy, se han dado pequeños pasos, pero siempre teniendo en cuenta que cada avance es frenado por muchos factores que, lamentablemente, hacen que el fútbol femenino no acabe de despegar. Incluso aunque se demuestre que las cifras de licencias de mujeres que practican este deporte crecen cada año a pasos agigantados en el mundo. ¿Pero qué nos ha impedido exactamente progresar como se debería?



Palos en las ruedas en el fútbol femenino

Por una parte, posiblemente la propia RFEF pudiera haber estado más pendiente de una remodelación de las categorías del fútbol femenino, así como de dar cabida a una liga en mejores condiciones para los equipos o en la búsqueda de patrocinadores solventes e incluso el trabajo realizado en la propia Selección seguramente ha podido ser muy mejorable. Da la sensación de que todo ello empieza a cambiar en pequeños pedazos, en pequeños pasos pero en la dirección marcada. A esto contribuye, por ejemplo, la reestructuración pendiente de aprobar por parte de la propia RFEF y el aumento en cuantías económicas a percibir por parte de los clubes y Federaciones Territoriales en cuanto al fútbol femenino se refiere. La remodelación del formato de competición de Liga y Copa, así como la profesionalización de las jugadoras son temas a abordar si se quiere, de verdad, dar un paso al frente.

Más datos que nos hacen pensar en las diferencias con el masculino y con nuestro entorno. España cuenta actualmente con algo más de 40.000 licencias profesionales. Alemania con más de 350.000. La suma de Inglaterra, Francia, Noruega y Suecia, con más de un Millón.

¿Por qué estos datos? Es imposible que dependan de una sola razón pero, como hemos dicho anteriormente, es importante contar con toda la información necesaria para sacar conclusiones adecuadas. Mayor cultura deportiva, tradición de fútbol femenino instalada desde muchos años atrás, profesionalización, etc. El número de equipos existentes es muy reducido pero seguramente sea más importante la calidad de los mismos que la cantidad en sí. También sería interesante estudiar si los nuevos equipos de fútbol femenino que se crean lo hacen porque REALMENTE apuestan por ello o porque hay subvenciones. Otro factor a considerar es la calidad de la competición. ¿Compiten todos los equipos en igualdad de condiciones? Entonces, si no hay futuro (o no parece haberlo estando tan lejos de ellas) o las posibilidades de profesionalización son reducidas… ¿POR QUÉ INTENTARLO?

El fútbol femenino está en auge
El fútbol femenino está en auge

Medidas que pueden provocar una mejora en el fútbol femenino

Veamos cómo podemos mejorar la situación. Insisto, esto no es un manual, es una sucesión de ideas a calibrar.

  • Televisión: COBERTURA DE LA LIGA IBERDROLA (2-3 PARTIDOS A LA SEMANA). Sugerencia > mayor cobertura visual, no solo de la primera división sino de categorías inferiores > Fomentar el interés de un producto APASIONANTE.
  • RADIO: Programas puntuales dedicados en exclusiva al Fútbol Femenino. Trabajo altruista de mucha gente. Necesitamos más.
  • PRENSA: En prensa (NACIONAL Y LOCAL) es casi imposible encontrar algo. No hay secciones ni columnas habituales de FutFem. Insisto, necesitamos más.
  • ¿El fútbol femenino no se ve porque no se ofrece o no se ofrece porque no se ve? >> DATOS de asistencia media a los estadios en la segunda división masculina: 7586 espectadores. Datos de asistencia a partidos de Fútbol Femenino la pasada temporada cuando se abrieron los estadios de primera división y se jugó en ellos: Mestalla 17.000 – Vicente Calderón 14.000 – Ciutat de Valencia 8.122 – Colombino 4.000 – Miniestadi 10. 300. CONCLUSIÓN: el “producto” es, al menos, interesante.
  • Partidos en horarios atractivos atraerían gente y un uso correcto del fútbol femenino, también. La VERACIDAD es importante y no usarlo como excusa, también. No más rankings de “las futbolistas más bellas”, “top 10 de futbolistas guapas”, etc, etc.
  • Nuestra Selección es oro. Y tenemos que cuidarla. Buena parte de la repercusión mediática del FutFem en nuestro país depende directamente de los éxitos de nuestra Selección. Debemos atraer y ofrecer algo positivo (CLASIFICACIONES PARA EUROPEOS Y MUNDIALES).
  • Invertir en femenino es FUNDAMENTAL. Cuidar de la masa social que tiene cada club es lo que hará progresar a esas entidades. Y no siempre los clubes tienen el respaldo de un equipo de primera división masculina detrás, existen muchos equipos que solo tienen sección femenina y la llevan cuidando durante muchos años. Apostemos DECIDIDAMENTE por ellos.
  • Hay algo fundamental en toda esta lucha: la IGUALDAD de condiciones respecto al masculino. Esto, además de ser una labor más social que deportiva, implica educar en valores e incluso mostrar las dificultades, para mejorar y concienciar.
  • Profesionalización. No solo a nivel económico, sino a todos los niveles (contratos de más de 1 año de duración, cláusulas de libertad, importar / exportar talento). El dinero que destina la RFEF al Fútbol Femenino (dato 2016) es el 1% de su presupuesto. Esto es, directamente, INTOLERABLE.
  • Mi última sugerencia de mejora no es menos importante. Creo que es fundamental erradicar y eliminar de una vez tabúes culturales y sociales. “No es deporte para mujeres” “Es un deporte de hombres”. Ridículo.

Más allá de lo considerado en todas estas sugerencias, creo que es importante no ponernos la venda delante de los ojos. A nivel mundial e incluso estatal, hay cada vez más niñas que juegan al fútbol y desde edades más tempranas. Esto no es una opinión, es una realidad. Cada vez hay más clubes y escuelas de fútbol femenino y muchas más mujeres involucradas en el fútbol (entrenadoras, presidentas, etc). Esto no es una opinión, es una realidad. Por todo lo mencionado y por muchas otras cosas que seguro me he dejado en el tintero, entendamos que es un medio y un mundo por conquistar; por eso, también puede ser una oportunidad y se deben construir espacios más allá de los que competen al fútbol masculino.

El crecimiento ya es imparable y NO, NO SOMOS UNA MODALIDAD.

Artículos de Luis Prado