Saltar al contenido

Entrevista a Alberto Lopo hablando de las herramientas de los centrales

Alberto Lopo

En esta ocasión en Instituto Fútbol vamos a hablar de las herramientas de los centrales y para ellos vamos a hacerlo con uno de los más representativos de la liga española en la última década: el catalán Alberto Lopo.

Recién retirado y a punto de sacarse el UEFA PRO que le otorgará los credenciales para ser entrenador, Alberto Lopo nos ha ejercido de profesor para dar algo de luz a nuestras dudas sobre el oficio del defensa central.

Sumario

¿Quién es Alberto Lopo?

Cuando hablamos de Alberto Lopo lo estamos haciendo de un jugador histórico de la liga española. 19 temporadas como profesional (18 en Primera, duodécimo jugador con más partidos), más de 400 partidos en la máxima categoría, jugador con más tarjetas amarilla de la historia de la competición, 19 goles y dos Copas del Rey en su historial hacen de Lopo alguien reconocido y reconocible en el fútbol español.

Desde que debutará en el Espanyol en la temporada 1998-1999 con tan solo 18 años de la mano de Miguel Ángel Brindisi la carrera de Lopo no ha parado: Deportivo de la Coruña, Getafe, vuelta al Deportivo y una última experiencia en el Gimnàstic de Tarragona antes de colgar las botas este verano y más pronto que tarde lo veremos en los banquillos.



Entrevista con Alberto Lopo

18 temporadas en Primera División. ¿Ha cambiado algo el oficio del central en ese tiempo? ¿Se piden más cosas ahora a los defensas que cuando empezaste?

Como es lógico todo en el fútbol evoluciona y a nivel defensivo aún más. Cuando yo empezaba los centrales prácticamente ni se abrían cómo se abren ahora para recibir en el inicio de juego. Antes era balón al portero, saque largo y a correr. Eso es lo que más ha cambiado y está claro que cada vez te piden más cosas como la salida de balón y muchas otras.

En alguna entrevista te he escuchado que tu referente era Fernando Hierro, ¿en qué te fijabas de él?

Fernando Hierro fue mi ídolo porque fue el referente más importante en esa época. Lo fue por todo: por la jerarquía que tenía, por cómo dominaba todas las facetas del juego, tenía una salida de balón que era espectacular y yo me fijaba en esas cosas, en cómo se colocaba, cómo buscaba siempre una línea de pase y eso era importante para mí.

Fernando Hierro junto a Gerard Piqué
Fernando Hierro junto a Gerard Piqué (Photo by Scott Heavey/Getty Images)

¿Qué es más importante defender la pelota o el espacio?

Es una cosa diferente, pero a la vez parecida. El espacio se puede defender sin el balón, cuando haces una cobertura a tu compañero estás haciendo también una acción defensiva y sobre todo hay que estar en el momento correcto. Defender la pelota se defiende de muchas maneras: un balón parado, una jugada rápida… Ambas facetas tienen importancia.

Uno de los aspectos que siempre se dice que es importante para un defensa es la concentración, ¿es más sencillo estar concentrado cuando tienes más trabajo o cuando tienes que defender en pocas ocasiones?

La concentración es básica para cualquier jugador, pero sobre todo para un defensa. Yo creo que quien no esté concentrado o mentalmente preparado para jugar a nivel profesional es complicado que rinda porque cada acción y cada jugada te requieren una concentración máxima e incluso cuando lo estás también cometes errores. Es algo básico.



En tu carrera te has enfrentado a delanteros de altísimo nivel, ¿has sentido miedo alguna vez de que un delantero te pudiera superar de manera clara?

En mi carrera he tenido la suerte de enfrentarme a delanteros TOP a nivel mundial, pero jamás he tenido el miedo ni a nivel competitivo, ni a nivel emocional, de decir: “Buff, voy a jugar contra este” o “a ver qué me va a hacer”. Yo creo que me aislaba totalmente del jugador que tuviera delante independientemente del potencial que tuviese. Está claro que luego era una faceta complicada el poder marcar a cualquier jugador de esa categoría, pero intentaba siempre estar concentrado y creer en uno mismo y en el trabajo tanto mío como en el de mis compañeros.

Siguiendo con los delanteros. Cuando uno recibe el balón, ¿en qué situaciones hay que recular y en cuáles apretar?

Cuando un jugador recibe de espaldas y está en posiciones de mediocampo ahí el central tiene que salir sin miedo, porque muchas veces el jugador está de espaldas y es cuando hay que achicar espacios. Y cuando reculas es cuando un jugador ya se te ha dado la vuelta, te encara y ahí nosotros siempre ponemos como referencia el borde del área. Que la defensa se pare en el semicírculo y ahí empiezan las basculaciones, quién tiene que salir al delantero que viene, los otros cierran y es un poco de improvisación.

Lucas Pérez y Alberto Lopo
Lucas Pérez y Alberto Lopo

¿Cómo se consigue al delantero hacerle dudar?

No haciendo lo que él quiere que tú hagas. Es decir, si un delantero es un tipo muy corpulento y te está buscando todo el rato el cuerpo entonces hay que intentar anticiparse o no tener contacto con él porque es una ventaja que le estás dando.

Paolo Cannavaro decía que era mejor defender lateralmente que de frente. En tu caso, una tipología de jugador diferente, ¿qué manera de defender te funcionaba mejor?

Yo estoy de acuerdo con Cannavaro. Está claro que cada defensa es diferente y tiene un físico distinto, pero creo que el defender con el cuerpo agachado y en posición lateral te da más opciones de poder robar el balón. Tampoco te da una seguridad completa, pero creo que es una de las mejores formas de poder hacerlo.

¿Qué conceptos defensivos son los importantes a la hora de hacer un buen marcaje al hombre?

Por suerte o por desgracia nunca he hecho un marcaje al hombre individual en todo el campo como últimamente se ha visto, pero está claro que ese marcaje tiene unas características propias: estar encima del jugador, no dejarle pensar y a unas muy malas cortarle en falta si te ha desbordado. Una de las claves es estar encima de él y que cualquier movimiento que pueda hacer que esté bien marcado.



¿Nos puedes contar algún truco que hayas aprendido durante tu carrera para anticipar mejor, ya sea la pelota o la jugada?

Lo que te comentaba anteriormente, cuando marcas a un delantero corpulento, lo que buscan ellos normalmente es el cuerpo a cuerpo, el contacto con el jugador, entonces lo que yo intentaba era evitar a toda costa que el jugador contactase conmigo, es cierto que no siempre se puede hacer, pero muchas veces cuando no notaba el contacto detrás del jugador dudaba de saber dónde estaba la marca. Ese es un truco o un aprendizaje para jugadores de ese tipo.

A nivel colectivo, ¿qué hace un central para preparar la defensa mientras el equipo está atacando?

Ahí son básicas las vigilancias. Muchos defensas se desconectan cuando el balón ya no está por su zona y no ven lo que tienen a su alrededor. Un despeje o un mal despeje pueden hacer que te cojan la espalda o que le caiga a un delantero que no está marcado y ahí crearte mucho peligro. Por ello, es muy importante tener las vigilancias a las marcas.

Lopo marcando a Iniesta
Lopo marcando a Iniesta (Fuente: LLUIS GENE/AFP/Getty Images)

Uno de los aspectos clave para defender bien es la comunicación tanto para mantener la línea, hacer coberturas, etc. ¿Cómo se entrena? ¿y cómo conseguías combinarte bien con un central que no acostumbraba a hacer de pareja contigo?

Al igual que la concentración, la comunicación es básica. Es primordial sobre todo para la parte de atrás, transmitir comunicación al resto de los compañeros, no solo a la defensa, sino a la línea de delante de ti es básico. Yo creo que el mantenerte en todo momento activo y dando instrucciones eso también conlleva a la concentración a estar atento a cualquier cosa.

En el caso del central nuevo que pueda tener a mi lado a estos niveles cada central sabe lo que tiene que hacer y es importante complementarse. En este caso, la comunicación es imprescindible.

En cuanto a la salida de balón, ¿en qué cosas estabas más pendientes cuando tenías que sacar la pelota jugada tú y en cuáles cuando lo hacía tu compañero en el centro de la zaga?

Cuando uno tenía la pelota lo principal era buscar las mejores salidas posibles y sobre todo los movimientos que nacían de mediocampo para arriba. Y cuando el que la tenía era mi compañero, entonces intentar tapar bien los huecos por si hubiera una pérdida para que no nos pillarán muy separados y que no hubiera una contra.

Para acabar, un consejo para mejorar con central que le darías a un defensa que está empezando y uno que le darías a un defensa profesional.

A uno que esté empezando le diría que a base de partidos uno se va haciendo como central o como mejor central, si tienes una cualidades básicas para la posición puedes ir mejorando en cuanto a la colocación, a la anticipación, en el salto, cosas que son primordiales.

En cuanto a uno profesional no sé si soy quién para darle consejos, pero un poco más de lo mismo. Trabajar el liderazgo, tener buena comunicación con todo el equipo y sobre todo con su zona defensiva y ser un jugador importante porque es el penúltimo puesto antes de que te puedan marcar un gol.

Autor

Iñaki García
Soy Iñaki García y soy periodista. Sé muy poco de fútbol, de hecho, he jugado a baloncesto media vida pese a medir 1.70. Sin embargo, en cuanto se trata de escribir este es mi deporte.