Saltar al contenido

Charla con Javier Falagán sobre el entrenamiento de porteros

Javier Falagán

Continuamos profundizando en los entrenamientos de porteros. Después de que Fran Sanz nos hablara de las principales tareas que se hacen en ese cargo en una charla excelente, ahora pasamos a ver cómo un exportero profesional transfiere sus conocimientos al cargo de entrenador de porteros y para ello hemos entrevistado a Javier Falagán.

El paso del juego a la docencia no es sencillo, pero es una salida habitual entre los porteros una vez dejan el fútbol. Falagán hizo una desconexión del fútbol de una década y desde hace unos años años enseña lo que aprendió en sus años en la portería en el Coruxo.



¿Quién es Javier Falagán?

Francisco Javier Falagán es el actual entrenador de porteros del Coruxo de la Segunda B y primer entrenador del Caselas de la Preferente Gallega. Su carrera en los banquillos es reciente, pero su trayectoria como jugador de élite ha sido muy larga pasando entre otros equipos por el Getafe, Compostela, Hércules o Mérida. Todo un clásico de los noventa.

Falagán en una intervención ante Stoichkov
Falagán en una intervención ante Stoichkov

Entrevista con Javier Falagán sobre el entrenamiento de porteros

¿Por qué te hiciste entrenador de porteros?

Me hice entrenador de porteros después de estar 12 años totalmente apartado del fútbol porque, aparte de que me gustaba, era la manera más directa de vincularme de nuevo al fútbol, a lo que había hecho toda la vida y el tema de los porteros era algo que siempre me había gustado mucho.

Los ejercicios que haces como entrenador, ¿son los que te hacían a ti como portero?

El fútbol ha cambiado mucho desde que yo entrenaba como jugador, la metodología ha cambiado, pero he intentado coger las cosas que creo que eran positivas de aquella época y las he integrado a mi catálogo de ejercicios, pero siempre intentando integrarlos dentro de lo que es la tendencia actual del entrenamiento de porteros moderno.



¿Qué ejercicio de los que haces crees que es el que más sirve a los porteros?

No me podría quedar con un solo ejercicio porque el entrenamiento del portero incide en muchas facetas, desde la física, técnica, táctica, psicológica, toma de decisión… Hay muchísimas cosas y sería muy injusto decir “este ejercicio es el mejor” porque cada tipo de ejercicio tiene su razón de ser para lo que buscas conseguir.

Es muy difícil encontrar un ejercicio donde puedas aglutinar todas esas características y es entonces el compendio de todos, bien estructurados, lo que realmente hace que se pueda planificar un buen entrenamiento para los porteros.

¿Qué no te gustaba de los entrenamientos de portero cuando eras jugador y ahora utilizas?¿Y qué has evitado hacer?

Del entrenamiento de porteros me gustaba todo porque lo vivía con bastante pasión, me encantaba entrenar, era una época en la que no se estilaba mucho tener un entrenador específico de porteros. Pero sí que había algo que no me gustaba, a veces el desdén de “calienta ahí solo con tu compañero” y eso es lo que ahora evitamos. Nada de calentar por vuestra cuenta como si sobraran. Eso es lo que nunca me gustó, se hacía antes con los porteros y ahora gracias a Dios mucho menos. Ahora cuando sales del grupo vas con el entrenador de porteros y vas a hacer unos calentamientos y unas tareas específicas que hacen que el portero no se sienta en esa situación de abandono.

Falagán en su época en el Mérida entrenado por Paco Herrera
Falagán en su época en el Mérida entrenado por Paco Herrera

¿Debe el portero entrenar el máximo de tiempo con los jugadores de campo o en cambio es mejor el entrenamiento específico?

Creo que el entrenamiento perfecto es el que se puedan integrar las dos partes. Considero que es muy importante que el portero pueda entrenar con el grupo porque es parte de él y no es una persona que viva ajeno a la vida del equipo en sí. Y eso hay que complementarlo con el entrenamiento específico de la portería, una especialización más de la materia que tienes que dominar, pero es muy importante que participe en los entrenamientos y domine sus ejercicios propios como el juego con el pie como en cualquier otro tipo de situación para que pueda estar complemente compenetrado con el resto del equipo.

¿Sigue siendo una moda el darle importancia al entrenamiento del juego de pies?

El juego con los pies ya lleva especializándose desde hace muchos años, por lo que creo que ha dejado de ser una moda pasajera por una realidad que todos los equipos necesitan siendo el portero una parte principal en el inicio de juego ofensivo de su equipo. Ya es una parte más.

Lo extraño es cuando ves a un portero que domine muy poco el juego con los pies, cualquier entrenador e incluso sus propios compañeros pueden llegar a verlo como un lastre, pero el saber jugar con los pies nunca debe ser la parte más importante para valorar al portero. El portero tiene que parar lo que hay que parar y si además tiene buen juego con los pies puede ser un portero excelente.



¿Cuál es la principal cualidad que debe dominar un portero?

No se puede decir cuál es la cualidad más importante. El portero es una mezcla de un montón de cualidades, desde la física, técnica, táctica y toma de decisión. El guardameta que tiene una nota media-alta en todas ellas y luego es capaz de integrarlas como si fuera un todo, entonces será un buen portero. No se pueden aislar porque todos están interrelacionadas con el fin que es sacar el mayor rendimiento al portero de fútbol.

¿Cómo se prepara a un portero para aguantar la presión? 

Es un tema de fortaleza mental del propio portero. No debemos de perder nunca la perspectiva de que el fútbol es un juego y dentro de lo que es el juego hay variables que podemos controlar y hay variables que no podemos controlar. Lo importante en todo momento es transmitirle seguridad, en los momentos difíciles hacerles ver a los porteros que es un privilegio poder desarrollar una profesión que nos gusta y que encima nos pagan.

Lo que yo muchas veces le digo a los porteros: “Presión es el padre de familia que no tiene trabajo y le tiene que dar de comer a sus hijos”, eso sí que es presión. Lo otro no deja de ser una parte del juego que hay que intentar dominar de la mejor manera posible y evidentemente los que son capaces de llevar con mayor naturalidad ese estrés competitivo tienen un plus adicional que les califica como mejor portero ya que en todo momento va a saber actuar mejor bajo la influencia del resultado, de la presión, de los rivales y de lo que es la propia competición.

Javier Falagán
Javier Falagán

¿Debe el portero “predecir” jugadas?

Sí que debe predecir, pero hay que hacer una aclaración importante: predecir no es adivinar. El portero lo que debe es interpretar el juego para decidir rápido y decidir bien. Yo soy de los que piensa que un portero “evitador” tiene un plus muy grande respecto a los porteros que son solo paradores. Eso es tener una buena lectura del juego, decidir bien y ejecutar rápido.

Creo que una de las mejores maneras para entrenar esta capacidad es hacer ejercicios de partidos reducidos donde hay mucha intensidad, mucha rapidez, mucho golpeo a portería y mucho pase cercano a portería, eso hace que sea un ejercicio completo para poder trabajar esta capacidad que sinceramente es muy difícil de conseguir en un portero.

¿Cómo conseguir que un portero no se desconecte del partido si su equipo no recibe ataques? 

La mejor manera de estar enganchado a un partido de este estilo es estar continuamente ordenando a tu defensa, dando instrucciones, moviéndote…Yo personalmente cuando jugaba para mantenerme alerta lo que hacía era estar continuamente hablando con los defensas y corrigiendo posiciones. Esa es la única manera de que no te desconectes del partido porque sino cuando te llegue una ocasión y tengas que intervenir vas a estar perdido.

Por ello, la mejor manera es estar hablando a los defensas. Aunque bueno, muchas veces le rompemos la cabeza a los defensas, nos pueden tachar un poco de pesados, pero cada uno debe hacer su trabajo y para el portero la manera de hacer su trabajo es estar conectado al partido con continua comunicación con los compañeros.



¿Qué aspecto es el más difícil de entrenar para un portero?

Lo más difícil de conseguir es la toma de decisión. Es el factor diferencial. El ser valiente o no serlo, el ser atrevido o no ser atrevido, el decidir bien… Hay gente que yo pienso que lo trae de serie, que decide rápido y decide bien, pero a lo mejor le faltan otras cualidades. Sin embargo, esa persona que decide rápido y decide bien tiene más posibilidades de hacerse mejor portero que por ejemplo el que es muy técnico pero no decide o lo hace tarde. Esa es la faceta más diferencial para mí y creo que es muy difícil poderla trabajar y conseguir buenas mejoras en los entrenamientos.

¿Cómo se prepara un portero a nivel táctico? ¿Y cómo se le íntegra en el juego colectivo?

Tiene que haber una buena comunicación entre el entrenador de porteros y el entrenador principal para poder facilitar tareas en las que se integre al portero. Le puedes hablar previamente al portero sobre lo que se espera de él respecto a ese partido, la situación que debe ocupar, la orientación que debe tener dependiendo de por qué carril está atacando el rival para que mantenga las distancias apropiadas con la línea defensiva para que esté muy atento a los pases interiores, pero esencialmente parte de la buena comunicación en el cuerpo técnico, algo que no se da en muchos sitios debido a que hay entrenadores que no se prestan a que el portero participe en ese tipo de tareas, algo que creo que es un error. Por eso es importantísimo que el portero pueda estar integrado en el entrenamiento con el resto de jugadores más allá de que deba hacer su parte de trabajo específico aparte.

Falagán junto al Toto Berizzo
Falagán junto al Toto Berizzo

¿Se puede ser buen portero sin tener una personalidad muy marcada?

Se puede ser buen portero a nivel técnico o físico, pero el plus definitivo está en el carácter y en la toma de decisión. Sí que puedes ser un buen portero, pero quizás no puedas ser un portero de élite, porque para soportar toda esa presión, la competición, tienes que imponerte y tienes que transmitirle al equipo que en todo momento dominas la escena, sabes lo que haces, que cuando te tienes que cabrear te cabreas y cuando tienes que animar animas. Eso es muy importante, es un plus de intangibles que no se pueden medir de una manera concreta, pero que si el portero te demuestra que lo tiene le da mucha seguridad al equipo.

¿Cómo se trabaja el error con los porteros?

Se analiza de la siguiente manera: visualmente o dejando al propio portero que te diga que cree que ha hecho mal para luego hacer las correcciones pertinentes, pero intentando quitarle dramatismo.

Como portero, y esto te lo digo por experiencia propia, desde el mismo momento en que cometes un error ya tienes a alguien en tu cabecita que te dice: “j****, por qué hice esto, qué mal lo hice, qué tenía que haber hecho…”, entonces lo que hay que ver es que lo que ya pasó es parte del pasado. Hay que intentar volver a conectarse al partido, saber que el portero es una parte del equipo y que puede cometer fallos como todos, lo que pasa es que son más determinantes y que nos sirvan de experiencias para que en próximas acciones no volvamos a cometer el mismo error.

Evidentemente errores va a haber siempre y podemos cometer otros, pero lo importante es que el error no se vuelva a repetir con asiduidad porque eso significaría que no alcanzamos el nivel para el que nos estamos entrenando y para el cual nos estamos preparando.



¿Es relevante la altura para el portero?

Es cierto que la altura del portero es importante, pero no es determinante. Si es alto y es ágil fantástico, te va a aportar muchísimas cosas, pero no es un factor diferencial. Hay otros muchos factores que pueden marcar muchas más diferencias para que un portero sea bueno o no.

¿Tiene un portero una dieta diferente a la de un jugador de campo?

No veo la necesidad de que el portero tenga una dieta diferente al resto. Lo que debe tener es el entrenamiento adecuado, el descanso adecuado y la alimentación adecuada para un deportista de élite. Posiblemente estemos hablando de que el portero sea el atleta más completo de un equipo de fútbol porque debe dominar todas las variables: velocidad, fuerza, agilidad, equilibrio… Siempre está viviendo al límite con el riesgo y debe tener una capacidad mental fuerte, pero no creo que la dieta alimenticia deba ser diferente a la del resto del equipo.

Autor

Iñaki García
Soy Iñaki García y soy periodista. Sé muy poco de fútbol, de hecho, he jugado a baloncesto media vida pese a medir 1.70. Sin embargo, en cuanto se trata de escribir este es mi deporte.